Cuerdas en tiro con arco

La cuerda es la parte del arco que transmite la fuerza almacenada por el arquero a la flecha, de sus características dependerá gran parte del rendimiento de nuestro arco.

Las propiedades que tenemos que tener en cuenta para valorar una cuerda son su:

  • Elasticidad
  • Peso
  • Resistencia
  • Material

Una cuerda muy elástica, nos facilitaría la tensión que hay que ejercer sobre ella, pero perdería demasiada energía al ejecutar la suelta. La cuerda debe ser poco elástica para no desperdiciar la energía acumulada durante su tensión y asegurarnos un máximo de prestaciones.

El peso de la cuerda es otro factor a tener en cuenta. Una cuerda muy pesada nos hará ganar en suavidad y eficacia pero perderá en velocidad y rasante. Una cuerda ligera hará justo lo contrario además de añadirle el riesgo de rotura.

La cuerda debe ser lo bastante resistente para poder soportar la tensión que se ejerce sobre ella, aguantar un número de disparos y un desgaste continuo con el paso del tiempo.

Dependiendo del arco habrá que hacerla de un material u otro, si se desea sacar el máximo rendimiento al arco, si éste admite flast flight, pues hagámosla de flast flight.

Materiales

DACRÓN: Este material se lleva utilizando desde los años 50, de los tres aquí mencionado es el más lento, esto es debido a su elevada elasticidad ya que esta absorbe parte de la potencia acumulada en su tensión. Esta elasticidad es beneficiosa para las palas del arco. Este material es ideal para arcos de iniciación y arcos con palas de madera que no soporten cuerdas de mayores prestaciones. Este material sigue dando muy buenos resultados.

FAST FLIGHT: Este es el material que sustituyo al dacrón. Es una cuerda más rápida por poseer menos elasticidad. Proporciona mayor  rendimiento al arco, es más resistente, y aguanta un número más elevado de disparos. La gran mayoría de los arqueros monta este material.

DYNA FLIGHT:El siguiente paso en materiales para fabricar nuestras cuerdas, mas rápido, menos elástico, y más brusco que el fast flight.

En general, las cuerdas fabricadas con los hilos de alto rendimiento son mucho menos elásticas, por lo que proporcionan una mayor velocidad de salida a la flecha. También son más resistentes y aguantan un mayor número de disparos. Solo se pueden usar cuerdas de estos materiales en arcos preparados para ello, es decir, en arcos cuyos tips y palas estén reforzados para soportarlos. Dan un mayor rendimiento al arco, pero su mayor rigidez también otorga un tiro más seco y nervioso por lo que los errores de técnica resultan más críticos. Cada vez más arcos de todo tipo están preparados para estos materiales, por lo que son los hilos más utilizados hoy en día para todos los arcos, excepto para aquellos que no pueden montarlos.

Hay que tener en cuenta las indicaciones del fabricante, ya que no todos los arcos admiten flast flight o superior. Todos los arcos admiten DACRÓN. Si no estamos seguros de que nuestro arco admita flast flight elegiremos dacrón.

Número de hilos

El número de hilos dependerá de la potencia de nuestro arco, y dependiendo de la cantidad que le pongamos a nuestra cuerda lograremos una cuerda más rápida o una cuerda más lenta pero también más equilibrada. Como norma general, a mayor número de hilos, mayor será el peso de la cuerda, con lo que esta se volverá más lenta, pero también será más respetuosa con el arco y tendrá un tiro más estable.

Una tabla orientativa seria:

Potencia del arcoDACRONFAST FLIGHTDYNA FLIGHT
de 25 a 35 libras10-12 hilos14 hilos14 hilos
de 35 a 45 libras12-14 hilos16 hilos16 hilos
de 45 a 50 libras14-18 hilos18 hilos18 hilos

Una fórmula para saber el número de hilos seria:

número de hilos = Potencia del arco * coeficiente de seguridad(4) / Punto de rotura del material empleado

 

Tipos de cuerdas

En el mundo del arco existen básicamente dos tipos de cuerdas:

  • Cuerdas “Sin fin”
  • Cuerdas “Flemish”

Las cuerdas “sin fin” o cuerdas “continuas” se usan principalmente en arcos recurvados olímpicos así como en la modalidad de arco estándar y de arco desnudo. Es básicamente un solo hilo que va de tip a tip de las palas tantas veces como hilos queramos que tenga la cuerda,  sobre estos hilos se realizará con posterioridad un forrado en cada uno de los extremos para confeccionar las gazas  y un forrado o entorche central sobre el que se situará el nock point.

Las cuerdas “Flemish” o “trenzada” es la que se suele usar en tiro con arco tradicional y se elaboran cortando hilos un poco más largos que el tamaño del arco y trenzando cada una de las puntas sobre si misma para confeccionar las gazas.

Tanto una como otra tienen sus ventajas y sus inconvenientes. Las cuerdas Flemish, al no tener las gazas forradas con hilos sintéticos, suelen ser cuerdas más silenciosas aunque también son algo más pesadas y lentas que las cuerdas sin fin, puesto que en el trenzado acumulan mucho más hilo  que éstas. Las cuerdas sin fin, tienen medidas que deben estar muy ajustadas para el fistmelle de arco que queramos utilizar y tienen muy poca variación sobre el mismo debido a la limitación que supone el enroscado de la cuerda sobre si misma. Las Flemish son más resistentes dado que el punto donde por desgaste suele fallar una cuerda es en su unión con las palas del arco. Una cuerda sin fin de un solo lazo de 16 hilos, sólo dispone 8 hilos en este punto, mientras la trenzada tiene todos los 16 y el doble en el punto en el que la cuerda golpea la pala.

Mantenimiento de la cuerda

Con el paso del tiempo la cuerda sufre roces, tensiones y desgaste, se va deshilachando y secando y el grupo de hilos abriendo. Para evitar todo esto una buena práctica es dar cera a nuestra cuerda, puede ser cera virgen o ceras a base de siliconas de venta en tiendas especializadas. ¿Por qué usar cera?, pues simplemente porque evitaremos un deterioro excesivo de nuestra cuerda aumentando su vida útil y rendimiento.

  • Se mantiene el grupo de hilos unidos.
  • La protegemos de los factores climáticos
  • Mantenemos lubricados los hilos de la cuerda evitando que se reseque.
  • Evitamos el deshilachado
  • Reducimos la fricción entre hilos

También deberíamos encerar los forros de la cuerda, ya que la cera a base de siliconas penetrara a través de las fibras llegando así a los hilos de la cuerda.